Pedro R. Dabauza. Una vida dedicada al Budo.

Reflexiones sobre: El Arte Marcial


  Arte Marcial es toda forma de combate válida para cumplir con el precepto y denominador común de todas ellas, la efectiva defensa propia y la de los demás.
  El eterno tema cuestionado, es ¿Cual es el más efectivo, el más completo en todas las situaciones, distancias, factores en contra, etc...
  Todas están pensadas en su oportuno momento para salvamos de una situación de peligro y en la mayoría de los casos para salvarnos la vida, todas son efectivas según qué individuo las realice y según sus condiciones físicas y agonísticas.
  No cabe duda que cada Arte hace hincapié en algún factor específico debido al momento de desarrollo, al lugar geográfico, a la situación política, a las normas sociales, en fin a innumerables factores de toda índole. Unas se basan y perseveran en los Atemi (golpes), otras en el conocimiento de las armas de la más diversa índole, algunas tienen en cuenta todo éste abanico de posibilidades de defensa dentro de su arsenal de técnicas, pero siempre será el factor humano y motivación el determinante.

  En alusión a estas reflexiones tengamos en cuenta las palabras del Maestro a sus alumnos:
  El Maestro cogió una vasija grande y piedras de diverso tamaño y preguntó ¿Cuántas piedras pensáis que caben en la vasija? Los alumnos hicieron sus cálculos y el Maestro comenzó a introducir las piedras hasta que llenó la vasija y preguntó: ¿Está llena? Los alumnos asintieron, pero ante su sorpresa el Maestro sacó otra vasija con piedrecitas de gravilla, introdujo esta gravilla en la vasija grande y la agitó penetrando esta en los espacios sin cubrir.
El Maestro con una sonrisa irónica preguntó ¿Está llena?
Ahora, los alumnos dudaron. El Maestro dijo, tal vez no y a continuación cogió otra vasija con arena y la volcó en la vasija grande, la arena se filtró por los más pequeños recovecos.
¿Está llena? Preguntó. Los alumnos ante el fundado temor a equivocarse, dijeron no.
iMuy bien¡ Exclamó el Maestro. Entonces sacó una vasija con agua y la comenzó a verter en la vasija grande llenándola aún más, pero la dejó ligeramente sin llenar.
  ¿Cuál es la enseñanza de esta historia y cuál su interpretación?
La vasija grande es nuestra persona en la cual introducimos las piedras grandes, éstas son el Arte Marcial que practicamos asiduamente por placer, para formamos, por necesidad, por una determinada circunstancia, pero debemos de llenarla con otras vasijas, con otros contenidos, es decir, con otras Artes Marciales para intentar llenarla lo máximo que podamos para asimilar las más diversas enseñanzas, pero aún así, aunque le dediquemos nuestra existencia siempre quedará ligeramente sin llenar, aún a sabiendas de esto, debemos de intentar que llegue hasta el borde, que rebose.

Nuestra meta en el Do (Camino) es que nuestra vasija llegue a rebosar.

Pedro Rodríguez Dabauza 

Publicado en la revista Cinturón Negro, Mayo 2000

Arriba ] JU JITSU: El arte antíguo. El arte del siglo XXI ] JU JITSU en España ] Arte de defensa  personal ] Historia y evolución del Judo en España ] Ética e Imagen ] " Maestro" algo más que una palabra ] Un hombre y un nombre para la historia: Jigoro Kano ] [ El Arte Marcial ] Lo esencial en el Arte Marcial ] Los grados ] Las Kata ] Japón, Sueño Marcial ] Las Ryu: Escuelas de origen Nipón ] Un camino juntos ]


Contactar:
E-mail: dabauza@telefonica.net 

 

©2003 Dabauza.com. Prohibida la reproducción total o parcial de este sitio. Derechos reservados